Uxío Abuín ya se recupera en casa de su primer pase por quirófano

Un camino repleto de altibajos es lo que le ha tocado vivir a Uxío Abuín. Camino de llegar a cumplir los tres años luchando contra las lesiones parece que el camino comienza a allanarse para el triatleta gallego que tantas alegrías nos ha regalado a toda la afición española durante muchos años.

Ayer mismo recibió el alta médica de la que ha sido su primera vez en un quirófano. A manos del Doctor Manuel Leyes se ha tratado una de las lesiones que llevaba arrastrando desde hace un par de años: un slap de grado 2 en su hombro izquierdo. Como el mismo triatleta ha dicho, comienza su Fase 1 particular, ya que ahora es tiempo de seguir con la rehabilitación de su hombro: «Estuve con bastante dolor estos días tras la cirugía pero lo importante es que ha salido todo bien. Toca reposo para que el tejido regenere, después volver a ganar movilidad, y por último poner el hombro más fuerte que nunca… será duro y llevará tiempo, pero haré todo el trabajo que me toca por mi parte». Y no nos cabe duda de que así será; si a algo se ha acostumbrado Abuín es a trabajar en la sombra para volver algún día a arrojar toda la luz que ya ha demostrado dar.

Junto con la rehabilitación de su hombro seguirá tratándose la lesión de su pierna izquierda. Uno de los muchos casos que refleja la dureza del deporte de élite, mucho más aún cuando estás en el dique seco durante tanto tiempo. Momento de hacer un copia-pega del fragmento con el que comenzamos la entrevista que le hicimos hace ya 5 meses:

La otra cara del deporte de élite. Cuando vienen los tiempos oscuros de tormenta que tapan por completo al sol. Las lesiones interminables que hacen pasar al deportista de estar bajo el calor de los focos a las frías camillas de médicos y fisioterapeutas. Cuando el pasado es claro y entrañable pero el presente arroja un futuro incierto. De los peldaños más altos de las Copas del Mundo de Triatlón a recorrer las calles de Galicia y Madrid de otra manera a la que estaba acostumbrado. Ahora es tiempo de viajar más despacio y disfrutar de las pequeñas cosas que obviamos por ir a veces demasiado deprisa. ¿Todo tiempo pasado siempre fue mejor? ¡Qué rápido olvidamos a las personas! Aunque quizá estos tiempos tan fríos y oscuros sean necesarios para ver quiénes realmente están a nuestro lado.

Don Uxío Abuín Ares, «ser de los que ganan es muy fácil»…

 



,  

Israel Sharón González Pavón