La armada noruega salva a Lionel Sanders de una posible retirada

Historias bonitas que nos deja el Triatlón. Lionel Sanders ya sabe lo que es estar en el lodo y llegar a lo más alto, ya que su vida pre-Triatlón ha tratado de eso, pero las historias de compañerismo son siempre mucho más emotivas. Y esa es la que nos trae de nuevo el triatleta canadiense junto con la ‘panda noruega’, una de las escuadras más prometedoras del Triatlón mundial (en todas las distancias).

Tras varias semanas malas de competición para Sanders, la retirada es una de las opciones que se pasó por la cabeza del subcampeón mundial IM, quien veía como le era totalmente imposible aguantar el ritmo de sus rivales en competición tras haber estado varios años reinando la larga distancia mundial. 

AUTOENTRENARSE NO LE HA SERVIDO

Sanders era uno de esos triatletas que tomó la decisión de dejar de trabajar con su antiguo entrenador y comenzar a auto entrenarse aunque, como el mismo ha reconocido en varias ocasiones, tenía pocos (o ningún) conocimiento para ello. Esa decisión se iba viendo reflejada en cada competición que iba haciendo en 2021, donde su nivel bajó y eso hizo que no pudiera estar luchando por triunfos como hasta ahora.

Su punto de inflexión fue la Collins Cup de Eslovaquia. Compartiendo un entrenamiento de ciclismo con Gustav Iden y su hermano Mikal (entrenador de varios de los noruegos más brillantes del momento), su percepción de la realidad cambió y Sanders tomó la decisión de comenzar a trabajar bajo las órdenes de Mikal Iden.

«Si no hubiera conocido a Mikal en la Collins Cup, hubiera seguido haciendo la misma temporada y probablemente estaría pensando en retirarme ahora», confiesa un Sanders que nunca se guarda nada. El canadiense reconoce que de no haber tomado ese cambio de rumbo, ni siquiera podía haber estado luchando hasta el final junto con Gustav Iden en el IRONMAN de Florida, donde el noruego debutó con un gran registro.

¿Qué habría pasado de no haber tomado esa decisión? Sanders lo tiene claro… «Me habría sentado aquí y habría estado llorando delante de esta cámara y diciendo ‘voy a hacer esto y aquello’ y luego habría visto a Blummenfelt, en Cozumel, y eso habría hecho explotar mi cabeza».

SI QUIERES ESTAR AL TANTO DE TODAS LAS NOTICIAS Y RECIBIRLAS AL MOMENTO EN TU TELÉFONO MÓVIL… ¡ÚNETE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM!