Fernando Zorrilla nos relata su escalofriante atropello y cómo afronta su larga recuperación

El martes de la pasada semana, el triatleta élite Fernando Zorrilla sufría un atropello mientras usaba su bicicleta para moverse al trabajo. Como cada mañana, el aragonés se disponía a ir a su trabajo pedaleando por Zaragoza, aunque ese día topó con la inconsciencia de un conductor temerario que ha provocado en su vida deportiva y personal un brusco giro de 180º.

Hemos hablado con Fernando, quien nos ha atendido desde la cama del hospital para contarnos en primera persona cómo sucedió el accidente y como, con optimismo, se recupera de este grave incidente para volver a caminar cuando hace menos de 2 meses levantaba los brazos como campeón de España de Triatlón de Media Distancia; las vueltas de la vida…

El accidente

«Iba a trabajar en bicicleta como todos los días y a los 30 segundos de montarme en la bicicleta, justo al lado de mi casa, el coche me arrolló por detrás y tanto a la bici como a mi nos mandaron lejos por delante suyo. Cuando vi que el coche venía hacia mi y no paraba, me intenté hacer fuerte haciéndome una bola para que el coche me empujara y no me pasara por encima. Me empezó a arrastrar por el asfalto con la zona de los bajos y la matrícula; y yo ya cedí y entonces me pasó por encima con las dos ruedas derechas por encima de mi cadera. El  conductor dio positivo en alcohol y drogas y después de una semana aún ni se ha puesto en contacto conmigo, todo esto un martes a las 9 de la mañana en una zona residencial…», nos cuenta Zorrilla aún con la voz temblante.

«Vino un montó de gente a ayudarme y mi primera sensación era que me había quedado en silla de ruedas después de que, al pasarme por encima el coche, diera hasta botes encima mio. Fue un momento muy horrible: me quedé tumbado boca arriba en el suelo y cuando me intenté levantar vi que no podía y en ese momento ya me empecé a montar todo tipo de películas en la cabeza».

En shock al hospital

«Fue un rato muy angustioso hasta que llegamos al hospital y me comenzaron a hacer pruebas. Tenía varias fracturas en la cadera (dos en la pelvis y dos en el sacro). Estuve todo el día en observación por si había daños internos pero finalmente parece que no me tienen que operar», nos confiesa un Zorrilla con mucho optimismo por recuperar muy pronto de nuevo las riendas de su vida.

El proceso de recuperación:

«En principio estaré unas 6 semanas en camilla y lo previsto para poder empezar a andar es de unos 3 meses; pero soy una persona joven y deportista y confío en recuperarme antes. En un momento te cambian todos los planes y se va todo al garete, tanto mi vida deportiva como personal. Poco a poco evolucionando bien. Los doctores están hasta sorprendidos de la rapidez pero el camino va a ser muy largo. Han sido unas semanas complicadas por los fuertes dolores y los primeros 6 días tuve que estar en la misma postura al no poder mover la cadera»

«Le he dado muchas vueltas a la cabeza de por qué esto me ha pasado a mi. Pero ya me he dado cuenta de que eso no lleva a nada y con mucho optimismo me empiezo a alegrar de cada pequeña mejora. Tuve suerte, porque si me pasa el coche un poco más arriba, me hubiera destrozado entero».

«Ya he conseguido sentarme y ha sido un respiro tremendo al poder cambiar de postura. Cuando pueda tomar la medicación vía oral y no necesitar tanta asistencia me mandarán para casa para seguir recuperándome. No le doy vueltas al tema del deporte. No es algo importante ahora. Quiero hacer una buena recuperación y poco a poco ir recuperando mi vida».

Desde Objetivo Triatlón agradecer a Zorrilla el tiempo que se ha tomado para atendernos sacando fuerzas para hablar de lo ocurrido y desearle la mayor de las fuerzas y rápida recuperación en un momento tan complicado para él.

SI QUIERES ESTAR AL TANTO DE TODAS LAS NOTICIAS Y RECIBIRLAS AL MOMENTO EN TU TELÉFONO MÓVIL… ¡ÚNETE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM!

 

                                                                   Algunas ofertas y descuentos: