David Castro, Sara Guerrero y Amando Guerrero: los triunfos de la sencillez y la humildad

Siempre es motivo de alegría el buen resultado de un deportista. Sea ganar la carrera del barrio, un campeonato nacional o una cita internacional; todo ello lleva detrás un trabajo duro día tras día con la renuncia a muchas otras cosas de la vida que no siempre son fáciles. Si encima este deportista es también un ganador fuera del deporte, la alegría es doble.

Sirvan estas líneas como un pequeño homenaje a nuestros recientes campeones de España de Triatlón Olímpico: David Castro y Sara Guerrero. Cualquier aficionado/a al Triatlón ya conoce a estos dos deportistas que ayer levantaron la cinta de meta en Banyoles para declararse como los mejores nacionales del 2022. Es muy complicado hacerse una idea de cuantísimo de difícil es ganar esta prueba. Si bien hoy en día (por volumen y por calidad) no es tarea fácil ganar ninguna prueba, caso aparte es lo de la prueba nacional de excelencia y con más nivel de nuestro país. Respeto total hacia los campeonatos nacionales de todas las disciplinas que se celebran bajo el paraguas de la Federación española de Triatlón, pero los nacionales de corta distancia ‘son otro rollo’.

 ¡AHORA LAS NIKE PEGASUS 38 POR SÓLO 65€!

 

 

 

 

Si encima esas pruebas las ganan dos deportistas de la talla de Castro y Guerrero, la alegría es triple. No sólo por su calidad dentro de los circuitos que ya quedó ayer bastante clara, sino por la sencillez y la humildad que les acompaña en el día a día. Alejados de un postureo ‘pasteloso’ y siempre con un toque de humor y con la diversión por bandera, son dos grandísimos ejemplos para todas las generaciones que vienen tras ellos. Tanto para los que vienen pisando fuerte como para los que no: la actitud, los valores y la vida no van de niveles ni de ritmos. Es por ello que nos hace especial ilusión que sean precisamente estos los que consigan esa medalla de oro, porque es también una medalla de oro para todo el Triatlón español.

AMANDO GUERRERO, EL CEREBRO Y CORAZÓN QUE SE ESCONDE TRAS LOS CAMPEONES NACIONALES DE TRIATLÓN

En este artículo no queremos olvidarnos de un nombre que es un gran culpable de todo lo anterior: Amando Guerrero. Padre de Sara Guerrero y entrenador de ambos. Los deportistas se llevan siempre las (merecidas) felicitaciones por los éxitos pero (muy) a menudo nos olvidamos de todas las personas que permanecen a la sombra de las medallas, especialmente de los entrenadores, quienes ríen y lloran cuando lo hacen sus deportistas y quienes tampoco pueden (ni quieren) bajarse de esa montaña rusa que es el deporte, especialmente el de élite.

Desde 2019 dirigiendo la cabeza y las piernas de David Castro cuando la balanza se inclinaba más a lo negativo que a lo positivo. Castro ha tenido muchos años los brazos bajados para poder levantarlos ahora y Armando Guerrero también lo sabe. Más relación de familia (literalmente) que de deportista-entrenador; lealtad que por supuesto también comparte con su hija Sara Guerrero, a quien ha visto colgarse el oro nacional más difícil del año tras toda una vida dedicada al Triatlón.

Queremos más éxitos del #ShrekTeam y de todos esos deportistas que con sus brazadas, pedaladas y zancadas transmitan felicidad y ejemplo. El triatleta serio con palabras y post simulados por robots se alejan bastante de la esencia que hace único nuestro deporte…

¡Enhorabuena equipo!

SI QUIERES ESTAR AL TANTO DE TODAS LAS NOTICIAS Y RECIBIRLAS AL MOMENTO EN TU TELÉFONO MÓVIL… ¡ÚNETE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM!