Se rompe una vez más el sueño olímpico de Dani Molina

A finales del año 2018 nos hacíamos eco de una noticia donde se hacía justicia: la categoría PTS3 de Paratriatlón podría competir en los Juegos de Tokio tras serla denegado el permiso de participar en Río 2016. Una buena noticia para el deporte y especialmente para Dani Molina, nuestro mejor embajador de la categoría.

Tras luchar el deportista por acudir a Tokio 2021, donde tendría que jugarse la plaza contra deportistas de las categorías PTS2 (grado de discapacidad similar) y PTS4 (grado de discapacidad inferior), ahora sólo podría acudir a Tokio si recibía invitación, una invitación que no ha llegado. Se rompe (una vez más) el sueño olímpico de Molina, que acepta con resignación la noticia: «El sueño olímpico tendrá que esperar, otra vez, o quedarse en eso, en un sueño».

«Toca levantarse de nuevo, una vez más, como hemos hecho siempre y como siempre haremos, pase lo que pase y por muchas barreras que nos pongan en el camino seguiremos haciendo lo que más nos gusta, triatlon. Este es mi trabajo, mi profesión, mi pasión y eso si que nadie no nos lo podrá quitar nunca. Esperemos que Paris 2024 sea una realidad y allí podamos demostrar lo que somos y recuperar todo lo que nos han negado durante todos estos años. Gracias a todos y cada uno de los que estabais esperando verme allí», confesaba el deportista en sus redes sociales.

SI QUIERES ESTAR AL TANTO DE TODAS LAS NOTICIAS Y RECIBIRLAS AL MOMENTO EN TU TELÉFONO MÓVIL… ¡ÚNETE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM