Las «Nike Alphafly» a prueba y juicio de Gustavo Rodríguez en competición

Cuando no tienes asociación con una marca es cuando puedes hablar de ella de la manera más sincera. Esto es lo que ha hecho Gustavo Rodríguez, recientísimo vencedor del «Half de Sevilla», entre un amplio palmarés, poniendo a prueba las famosas Nike Alphafly.

Opiniones personales de un triatleta PRO que nos muestra sus pros y sus contras. ¿Son tan buenas como dicen? «Depende»

Puntos negativos:
 
– Mal ‘upper’ (tejido de la parte superior de la zapatilla).
– Sujeción deficiente, especialmente con las gomas elásticas de Triatlón donde hay más inestabilidad y movimiento del pie dentro de la zapatilla; lo que provoca las rozaduras y presión en la uñas que provoca lo que vemos en la foto…
– Orna más cerrada, lo que provoca una transición más lenta con más dificultad de meter el pie.
– Sensación de curveo debido a una altura mayor de la suela y un upper con poca sujeción.
 
Puntos positivos:
 
– Zapatillas más rápida (con un par de segundos por kilómetro en comparación con las Nike Vaporfly).
– Unas zapatillas de uso en ritmos muy rápidos pero con una suela igual de cómoda que zapatillas de entrenamiento mucho más pesadas.
 
Tras estos ‘tips’, Tavo nos saca tres conclusiones sobre una de las zapatillas que está en boca de todos…
 
1. Tienen que ser tus zapatillas de competición si quieres buscar rendimiento y resultados.
2. Hay que ser conscientes de que si mejoramos nuestra marca con su uso no es cosa de nuestra mejor física, sino ayuda de las zapas. ¿Compensa por 300€?
3. El pie de Tavo y el del resto de mortales… ¡No es el de Eliud Kipchoge!