Jesus Jiménez protagoniza «la salvada del año» en el clasificatorio de Portugalete

El Triatlón de Portugalete, clasificatorio para el Campeonato de España élite de Triatlón sprint, cometió repetidos fallos a la hora de dar la salida por parte de los jueces de la federación vasca de Triatlón. Ocurrió en todas las categorías, tal y como nos han hecho saber diferentes deportistas, donde se daba el bocinazo de salida cuando unos pocos triatletas estaban en el agua; con la gran mayoría de ellos aún bajando la rampa con el gorro y las gafas quitadas y ajustándose el neopreno. Eso provocó que muchos se tirarán al agua de la mejor forma que veían posible, produciendo cortes en el cuerpo y en los trajes de neopreno de algunos/as deportistas a causa del roce con las rocas del suelo y las prisas por entrar al agua cuando sus rivales ya estaban más allá del metro 50.

Pero de película fue lo que le ocurrió al triatleta valenciano Jesus Jiménez, integrante del Tripuzol, y triatleta internacional con la selección española. Cuando se dio la salida de la prueba masculina élite, donde él participaba, el triatleta se encontraba saliendo de los boxes y dirigiéndose a la rampa de salida mientras aún no se había ni colocado el neopreno. Oyó el bocinazo y fue corriendo a la salida, tirándose al agua más de 1 minuto más tarde desde que el último triatleta había comenzado a nadar. Un minuto en una prueba de 750 metros y de tantísimo nivel, un mundo e insalvable para la mayoría de los mortales. 

Saltada de boya masiva en el clasificatorio para el europeo Youth de Portugalete

Pero no fue así para Jesús, quien bajó la rampa al sprint y se tiró de cabeza a las aguas de Portugalete para ponerse a nadar a tope y llegar a recortar muchos segundos a los de cabeza. Su remontada fue espectacular, tanto que salió del agua en el puesto 40º tras adelantar a decenas de rivales con el calentó previo para llegar hasta ellos. Pudo realizar también un gran segmento ciclista y de carrera a pie para llegar a meta en 22ª posición. Una situación de carrera en la que el 95% de los deportistas se hubiera quedado muy lejos de clasificarse o ni siquiera lo hubieran intentado, pero de la que Jiménez sacó pecho y luchó hasta el final.

Tras el enfado comprensible del momento, una anécdota más que contar…

SI QUIERES ESTAR AL TANTO DE TODAS LAS NOTICIAS Y RECIBIRLAS AL MOMENTO EN TU TELÉFONO MÓVIL… ¡ÚNETE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM!