El TriXilxes da un paso más y marca el rumbo a seguir por las organizaciones en España

Pruebas pequeñas, medianas y grandes. En nuestro país disponemos de una gran variedad de competiciones de Triatlón; desde los pueblos más pequeños y remotos de nuestro territorio hasta las grandes organizaciones como IM o Challenge con miles de personas, amplia logística y eventos que mueven millones de euros. Cada uno ellos tiene sus particularidades y sus encantos. No puedes pretender en una organización por parte de un club en un pueblo pequeño tener la infraestructura de IRONMAN, pero tampoco este último te podrá ofrecer la cercanía y familiaridad de los primeros.

Teniendo esto sobre la mesa, está claro que para posicionarse como una organización de referencia en nuestro país cada año está más complicado. Cada temporada sube el nivel de exigencia de los participantes y la COVID ha acelerado este proceso de una manera bestial. Las organizaciones más débiles o «sin ánimo de lucro» han sido las más afectadas, cayendo un grandísimo número de pruebas de pequeño y mediano tamaño. Por falta de fuerzas y evitar problemas por parte de los organizadores que lo hacen «por amor al arte» y por las restricciones de las instituciones cuando el impacto económico de las pruebas no hacen la suficientemente fuerza sobre la balanza.

TRIXILXES, UN EJEMPLO A SEGUIR

Si nos olvidamos de las grandes compañías anteriormente nombradas y nos ponemos a buscar organizaciones locales de nivel, podemos toparnos con la del «TriXilxes sin drafting», que se ha disputado este pasado fin de semana. Organizada por el Club TrilaVall, esta prueba ha sabido tocar la tecla que se demanda en plena temporada postCOVID. Si bien los años anteriores realizaron un gran trabajo y supieron atraer atención mediática y triatletas de calidad, este 2021 ha sido el gran año para su confirmación.

Un cartel de lujo sumado a una retransmisión en directo de la prueba, con comentarios incluidos, es lo que demanda el participante y, sobre todo, el espectador en pleno año 2021. Se ha demostrado que los streaming en los eventos de Triatlón no son sólo cosa de los gigantes; y que haciendo un esfuerzo económico y humano puedes ser capaz de retransmitir un evento a través de Facebook, YouTube y Twitch para que miles de personas puedan seguir el evento en directo. Notoriedad para la prueba, romper las barreras de movilidad ocasionadas por la pandemia, y permitir a todos los medios de comunicación y a todos los aficionados disfrutar de una prueba que sabe cuál es el rumbo a seguir.

Esto obligará a otras organizaciones a dar el paso de llevar triatletas de renombre a sus pruebas y a comenzar con las retransmisiones en directo. Supondrá mayor gasto económico para la organización pero será un paso muy importante para el reconocimiento de nuestro deporte a nivel general. Las marcas se sentirán más atraídas al tener un retorno en forma de imagen y más triatletas de élite querrán participar en eventos mediáticos y con premios económicos. Sube el nivel, gana el Triatlón.

SI QUIERES ESTAR AL TANTO DE TODAS LAS NOTICIAS Y RECIBIRLAS AL MOMENTO EN TU TELÉFONO MÓVIL… ¡ÚNETE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

Foto: TriXilxes
Israel Sharón González Pavón