El Triatlón de Riaza asegura que su prueba se celebrará el 8 de agosto

Con todas las pruebas de Castilla y León caídas en el mes de agosto, hay una organización que quiere sacar un rayo de luz entre tanta tiniebla. Se trata del IX Triatlón de Riaza (Segovia), integrada en el circuito «Du&TriCup». Tras las caídas del Triatlón de Valladolid y del «Desafío Triatlón Castilla y León», apuntaba a que todas las pruebas irían por el mismo camino que estas, al menos hasta septiembre, aunque para Riaza parece no ser así.

«Estamos tan seguros de que no habrá problemas, que garantizamos la devolución del 100 % de la inscripción en el caso de que la prueba se suspendiera». Este es el eslogan usado por la organización para tratar de atraer al número máximo de participantes el próximo domingo 8 de agosto. «No renuncies a competir, nuestro protocolo de seguridad es muy exigente, participar en el Triatlón de Riaza es una de las actividades más seguras que se pueden encontrar este verano», concluye el comunicado de la prueba.

Para cumplir las exigencias de la Junta de Castilla y León, la organización tiene previstas dos salidas de 150 participantes cada una de ellas y con el protocolo pre, durante y post competición que ya hemos visto en alguna prueba regional que se ha celebrado como el Triatlón de Tres Cantos o el Triatlón de Mérida.

Triatlón de Riaza, ¿optimismo desmedido o una realidad?