(VÍDEO) El particular y salvaje test con dorsal de Hayden Wilde

Hayden Wilde, el triatleta más brillante de Nueva Zelanda y una de las grandes promesas a nivel mundial, es otro de los más perjudicados por las restricciones de la COVID-19. Nueva Zelanda le tiene totalmente phobida la posiblidad de salir del país para competir, por lo que el joven de 23 años, no ha perdido tiempo y aprovecha su larga estancia en ‘territorio kiwi’ para testar al cuerpo y seguir mejorando.

El que fuera 3º en el pasado test olímpico de Tokyo o 2º este mismo año en la Copa del Mundo de Mooloolaba, se ha lanzado a la aventura de intentar batir el récord de Nueva Zelanda de la hora en carrera a pie, en posesión de Bill Baillie desde el 1963. El joven triatleta se ha quedado a menos de 290 metros de batir este récord, aunque el viento ha hecho estragos y finalmente se ha tenido que conformar con tener la 2ª mejor marca y con una buena dosis de motivación a sabiendas de que con buenas condiciones climatológicas lo tiene en las piernas. Wilde ha volado durante una hora a un ritmo de 3:01 min/km para recorrer una distancia total de 19,8 kilómetros dando vueltas a la pista. Los 20.190 metros recorridos por Baillie, en Auckland en el 1963, siguen siendo el objetivo de Wilde; mientras no se olvida de echar la mirada atrás y reconocer el mérito de los atletas de antes: «Con esto nos hacemos una idea de lo grandes que eran estos atletas con menos medios y menos tecnologías».

Hayden Wilde continúa así con un gran 2020 en la carrera a pie, tras entrar el pasado julio en el selecto grupo del sub8 en 3000 o marcarse un 13:47 en 5.000.

Os dejamos el vídeo de la prueba:

 



 

 

Israel Sharón González Pavón