El colectivo ciclista pide el fin del negocio de los psicotécnicos

Varios sustos en nuestras carreteras durante estas navidades. Uno de ellos, que os lo contamos en este medio, el incidente con los hermanos triatletas Iván y Aarón Bravo, del Triatlón Diablillos de Rivas, que fueron arrollados por un vehículo en su último entrenamiento ciclista del año.

Otro caso sonado estos días, el del ciclista del ‘Movistar Team’ Carlos Barbero, que era impactado en la pierna por un conductor de 80 años (por suerte sin ocasionar daños), y cuyo conductor continuó ya que no se percató de lo sucedido. Unos kilómetros más adelante, el ciclista se encontró de nuevo al vehículo y avisó a la Guardia Civil; que tan sólo pudieron decir que era su palabra contra la del conductor.

Barbero, junto a otros ciclistas víctimas de la falta del respeto durante estas fiestas, piden que se de la importancia que merece a los exámenes psicotécnicos para la renovación del carné de conducir, ya que son un puro negocio de apenas 2 minutos de duración…