La crónica de Sam Laidow para ser el PRO más joven de Kona: «Fui al lugar más aterrador en el que he estado nunca»

El pasado 5 de julio, el francés Sam Laidow finalizaba 2º en el IRONMAN UK y se convertía así en el triatleta más joven con plaza en PRO para Kona este 2021. Tras unos días de descanso en su regreso a casa, Laidow ya ha comenzado a trabajar en altura de cara al Mundial de Kona, donde saldrá a todas con un muy buen nivel demostrado este año. 

Un sueño conseguido que debía fraguarse en Bolton, en ese IM UK donde tenía que ganar o ser 2º para tener su billete a «La Meca», un sueño del que Laidow estaba seguro minutos antes de la salida: «A las 5:43 de la mañana me volví hacia mi padre y le dije que íbamos a conseguir el slot para Kona». Una frase que hizo realidad poco más de 8 horas después. Así fue el día de Sam para sellar su hazaña en una jornada donde «quería aprender, cometer errores y crecer».

«Mi preparación había sido muy buena teniendo en cuenta que había hecho un Ironman y un Half un mes antes. En un mundo ideal, me habría gustado disponer de 3 meses para preparar esta carrera, pero había hecho todo lo posible para llegar a Bolton en forma y saludable, y así fue. Confiaba en poder realizar el trabajo que tenía entre manos y ganar el Ironman del Reino Unido. La verdad es que el Ironman es una prueba de humildad y esta carrera me ha mantenido con los pies en la tierra: la natación más rápida, la bicicleta más rápida y un maratón fallido.

Me topé con el muro con mucha fuerza y fui al lugar más aterrador en el que he estado nunca, genuinamente la sensación abrumadora fue el miedo durante esos últimos 30 minutos de carrera. Había luchado todo el día con el estómago revuelto y con calambres aleatorios. Tuve ganas de abandonar un millón de veces en la bicicleta. Citaré a mi ídolo pelirrojo Cam Wurf: «si tienes alguna debilidad, un triatlón de larga distancia te descubrirá».

Dicho esto, estoy orgulloso de mí mismo por haber salido adelante incluso cuando todo no iba como yo quería. En el fondo sé que soy mejor que esto, y aunque estoy extasiado por haber conseguido mi plaza en Kona, el domingo por la noche me fui a la cama preguntándome por qué demonios no había ganado. Se que esta actuación es algo de lo que debería estar orgulloso, pero por alguna razón no es así. Puedo ser mejor y lo seré. El Ironman será mi juego, pero por ahora seguiré aprendiendo».

SI QUIERES ESTAR AL TANTO DE TODAS LAS NOTICIAS Y RECIBIRLAS AL MOMENTO EN TU TELÉFONO MÓVIL… ¡ÚNETE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM!