[AL RINCÓN DE PENSAR I] ¿Conoce el triatleta la normativa de su deporte?

En este primer lanzamiento de nuestra nueva sección semanal «AL RINCÓN DE PENSAR» hablaremos en torno a un tema que causó mucha polémica el pasado 15 de agosto en el Test Olímpico de Tokyo, donde las supuestas primeras dos clasificadas fueron descalificadas por cruzar la meta juntas de la mano. En frío siempre se puede reflexionar mejor. No vamos a tratar sobre el tema de si es moralmente justo o no lo es, puesto que cada persona tiene su opinión, y todas ellas son respetables. Sea cual sea tu opinión, debes aceptar la descalificación, ya que incumplieron la normativa, ese «rollo infumable» que no se han leído el 99% de los triatletas (tirando por lo bajo).

¿Sabe el triatleta la normativa de su deporte? NO. Y en la gran parte de las pruebas se perdona mucho al deportista, ya que si se aplicase a rajatabla el reglamento quizá no cruzaba la línea de meta el 50% de los participantes. Basta con acceder a las páginas webs de las federaciones regionales o directamente al reglamento de competiciones de la Federación española de Triatlón, el cual se aplica también a todas las competiciones de las comunidades autónomas; o bien a la página web de Ironman si vas a disputar una prueba de la franquicia, etc. Accesible fácil y rápido para todos/as.

Los jueces, encargados de aplicar la norma en competición, reciben muchas frases tipo «Soy yo el que te pago«, «La normativa la tienes que conocer tu y no yo«, y un larguísimo etcétera. Como el triatleta no conoce las normas del deporte que practica tiene que culpar a alguien de sus ‘patochadas’; sin saber que cuando realiza una inscripción está aceptando el reglamento de competición.

Podemos perdonar en parte el desconocimiento de la normativa en triatletas populares, pero, ¿en élite? Rotundamente NO. Aparte de las horas de entrenamiento y descanso, los entrenadores deberían de enseñar el reglamento a sus deportistas para saber dónde están los límites. Que unas deportistas que ganan un Test Olímpico sean descalificadas por no conocer el reglamento no tiene excusa ni perdón, por no hablar del flaco favor que hacen a su deporte…