Triatletas de Valladolid nadando junto a un Cocodrilo del Nilo

La provincia de Valladolid daba este fin de semana sus últimos coletazos antes de entrar en la Fase 2 cuando una noticia se convertía en el tema más comentado de la provincia: un Cocodrilo del Nilo está en sus aguas. La noticia se conocía y se confirmaba este mismo sábado, donde hasta tres personas diferentes alertaron a la Policía y a los Bomberos haber visto un cocodrilo de grandes dimensiones en Simancas, una localidad a escasos 5 kilómetros de la ciudad de Valladolid.

Seprona y los bomberos se presentaban con rapidez en la zona acompañados de biólogos, que en estos mismo momentos continúan en varios puntos de la provincia investigando y confirmando una vez más el hecho gracias a las imágenes y a las huellas halladas. Se trata de un Cocodrilo del Nilo, posiblemente la especie más peligrosa del mundo. Tan sólo se da cuenta de un ejemplar de 250 kilos y casi 3 metros de largo, aunque no se descarta que pudieran existir otros

TRIATLETAS NADANDO ENTRE UN COCODRILO DEL NILO

Con todas las piscinas cerradas, una gran cantidad de triatletas y nadadores usan el Río Duero y el Río Pisuerga para sus entrenamientos de natación, compartiendo dicho espacio con una gran cantidad también de piragüistas y otros deportistas que practican diferentes deportes acuáticos. Todos estos, sin saberlo, estaban compartiendo aguas con una de las especies de híbridos más peligrosas del mundo. A lo largo del día de hoy, se conocían dos nidos de cocodrilos; uno en la zona de Simancas (donde ha sido avistado por última vez), y otro cercano a la localidad de Tordesillas, también concurrida con nadadores, triatletas y piragüistas entrenando a diario.

En varias de estas zonas ya se ha prohibido expresamente el baño y el acercarse a menos de 200 metros del río y de las riberas de sus orillas por peligro real de encontrarse con el animal. Todas las hipótesis continúan abiertas, pero todo apunta a que el animal ha sido puesto en dichas aguas de manera voluntaria por alguna persona de la zona que lo tenía como mascota.

Un hecho extraordinario y casi surrealista que ha puesto de nuevo «en cuarentena» a la provincia y ha dado para pensar a más de un triatleta…