Terenzo Bozzone, final feliz: «No voy a mentir, han sido 5 meses muy duros para mí y mi familia».

Final feliz para el triatleta neozelandés Terenzo Bozzone. Tras ser atropellado de gravedad por un camión el pasado 3 de julio mientras entrenaba en su país, Bozzone ha regresado a la competición.

Lo ha hecho, y con victoria, en el Ironman 70.3 de Sydney (Australia) parando el crono en 3 horas, 43 minutos y 35 segundos, con una renta de más de 2 minutos sobre Sam Appleton y 10 minutos sobre Casey Munro. “Nunca soñé que mi primera carrera de regreso tendría un final de cuento de hadas. Esta victoria hoy se siente muy dulce y estoy muy agradecido a todos los que han ayudado, apoyado y me han alentado para volver a la competición. No voy a mentir, han sido 5 meses muy duros para mí y mi familia. Nunca me he quitado los ojos de mi regreso”, relataba el triatleta tras cruzar la línea de meta.

Ya está confirmada también su presencia en el Ironman 70.3 de Bahrain, donde se enfrentará al español Albert Moreno así como al temido tridente noruego compuesto por Blummenfelt, Iden y Stornes; donde se espera una carrera ajustadísima con un gran ritmo desde el pistoletazo de salida.