Specialized despide al 8% de su plantilla en un año complicado para el sector

El 2023 se presenta complicado para la industria deportiva, especialmente para las grandes firmas de ciclismo cuyos gastos son muy elevados mes tras mes. Tras unos años donde han podido ver todas sus fábricas y tiendas vacías tras un período de pandemia donde la demanda era muy superior a la oferta; viene el esperado parón donde se eliminan los problemas de stock pero las ventas se frenan ante la crisis económica que estamos viviendo en el mundo entero.

Si bien hace unas semanas eran noticia los «contratos rotos» de Specialized con las grandes figuras de Triatlón a nivel mundial, hoy viene otra mala noticia de la firma con sede en Morgan Hill, California, esta vez de la mano de su CEO, Scott Maguire:

«En los últimos tres años, la industria ha cambiado a un ritmo increíble y ha demostrado que el ciclismo es más fuerte y tiene más impacto que nunca. Al mismo tiempo, ha llegado el momento de la transformación y los cambios para el futuro. Esta semana, Specialized ha tomado la difícil decisión de despedirse del 8% de la plantilla de todo el mundo. Con la economía global cambiando a una velocidad mayor de la prevista, sumado a los rápidos cambios en la industria del ciclismo, el ajuste de la organización permitirá que la marca se adapte sin dejar de invertir en innovación.


 
Estamos transformando la compañía en torno a nuestro propósito “Pedal the Planet Forward“. Nuestra prioridad es dar el mejor servicio a ciclistas, distribuidores y comunidades además de ser el mejor lugar para innovar  y crecer. Ahora es el momento de adaptarnos a las circunstancias actuales y, en última instancia, hoy hemos tenido que tomar decisiones extremadamente difíciles. Quiero agradecer y reconocer a los compañeros que se fueron todo su esfuerzo, trabajo duro y dedicación a Specialized. Nuestro objetivo es ofrecerles todo el apoyo posible durante este duro momento. Puede ser difícil de ver en este momento, pero el futuro del ciclismo y el futuro de nuestra marca es brillante».

Así ha rezado el comunicado emitido por el máximo responsable de la marca fundada en 1974 cuya plantilla supera los 1.500 trabajadores repartidos por el mundo entero, por lo que podríamos estar hablando de más de un centenar de despidos los que se producirán en las próximas semanas; sumado esto a otras estrategias de recortes de gastos que a buen seguro abordará la compañía para superar un 2023 donde las previsiones no son nada positivas.

SI QUIERES ESTAR AL TANTO DE TODAS LAS NOTICIAS Y RECIBIRLAS AL MOMENTO EN TU TELÉFONO MÓVIL… ¡ÚNETE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM!

Israel Sharón González Pavón