Se suspende el VIII Duatlón Cross «Infierno de las Contiendas»

Una triste noticia que nunca gusta dar. Mucho menos aún cuando se trata de una competición como la del Duatlón Cross Cerro de las Contiendas, más conocida como el «Infierno de las Contiendas». Esta prueba acumulaba 7 impecables ediciones, y estaba reconocida como una de las más duras y especiales de nuestro país; por su singular trazado ciclista que la hacía dura pero única.

A continuación os dejamos el comunicado de la organización, que cada año se ha volcado 100% pensando en el duatleta y siendo de las pocas pruebas con sentimiento que van quedando en nuestro país. Ánimo a tod@s ell@s y a pensar en 2020:



«Lamentamos tener que comunicar la suspensión del 8º duatlón Cross Cerro de las Contiendas, “el Infierno de Contiendas” por baja participación. El dinero de las inscripciones sera devuelto con los mecanismos que tiene preparada la Federación para estos casos
Al cambio del precio de inscripciones, el número de inscritos no era suficiente para llegar al cierre de inscripciones para sacar la prueba con las garantías necesarias.
Ya comentábamos en la apertura de inscripciones que quizás es demasiado infierno. Año tras año vamos viendo cómo disminuyen, de una manera leve, el número de participantes. Y lo que es peor, el 80% de los que lo prueban no vuelven: “Demasiado duro, demasiado técnico, demasiado peligroso…”.
No nos vamos a engañar, llevamos demasiado tiempo en esto. A los duatletas cada vez les gustan más los duatlones de carretera. El último ejemplo es Palencia. Ha pasado de un ducross con 50 inscritos a uno de carretera con 180 o Rioseco, de suspender a llenar con un mes de antelación.
Pues nada, que cerramos el kiosco y nos vamos para casa. No derrotados, sino con la cabeza muy alta por haber conseguido durante 7 años (más tres en el pinar de Antequera) hacer una de las pruebas más bonitas.
El Infierno ha podido con nosotros (deportistas y organizadores).
LA DIRECTIVA CD TRIATLON BOMBEROS VALLADOLID».

Sin duda un emotivo comunicado que entristece a todo aquel que conoce la prueba…