¿Se puede combinar el CrossFit con el entrenamiento para un triatlón?

Es cada vez más común oír hablar sobre el CrossFit, esa disciplina deportiva que se encuentra en pleno auge. Se trata de una marca, registrada en la Unión Europea, que desarrolla una serie de entrenamientos basados en movimientos funcionados que se ejecutan siempre bajo una alta intensidad. Esta disciplina deportiva deriva de los entrenamientos que realizan en algunos países cuerpos profesionales como los militares, policía o bomberos.

Según informaciones vertidas por la propia marca CrossFit®, es una disciplina que ya practicando más de 5 millones de personas en todo el mundo, divididas en 14.000 localizaciones oficiales, donde no estaríamos contando las decenas de miles de gimnasios o instalaciones deportivas convencionales que han adaptado sus instalaciones para que esta disciplina pueda ser practicada por sus usuarios.

¿CrossFit para un entrenamiento de Triatlón?

Son también muchos triatletas, amante de la actividad física, los que se han lanzado a este ‘mundillo’ que con el paso de los meses va ganando más y más adeptos, donde se espera que sea uno de los deportes más practicados a nivel mundial. Los beneficios del CrossFit que se describen en este artículo pueden ser de utilidad por los triatletas, por supuesto y como siempre indicamos, bajo las indicaciones y recomendaciones de entrenadores deportivos. Los entrenamientos de CrossFit deben estar alejados de épocas de competición con el objetivo de que la carga y cansancio físico que deja no influya en nuestro rendimiento.

Puede ser apta su práctica especialmente en la época de pretemporada, donde los objetivos principales de la temporada pueden estar a muchas semanas vista, y aprovechar estos primeros compases de la temporada de entrenamientos invernales para trabajar la fuerza y escapar del mal tiempo; como por ejemplo para ocupar las dos primeras semanas de un plan específico de entrenamiento consistente en cuatro semanas.

MEJORA DE FUERZA=MEJORA DE RESISTENCIA

Si bien el Triatlón es un deporte que requiere resistencia, a través de la fuerza también vamos a mejorar esta. Los mejores entrenamientos de fuerza para mejorar la resistencia en Triatlón son aquellos que se realizan de manera específica, con estabilización y los que están basados en el trabajo de potencia con aceleración y deceleración. Otro tip ha tener en cuenta es el de dar a los ejercicios el mayor realismo posible. En el caso que nos ocupa del trabajo de fuerza enfocado al Triatlón, imitando los movimientos que se realizan en Triatlón, estando así trabajando los músculos que intervienen en la práctica de nuestro deporte.

Si bien el trabajo de fuerza es muy recomendable para mejorar la resistencia, mucho mayor aún para el Triatlón. Al tratarse de un deporte cíclico donde tenemos tres disciplinas en las que se realizan los mismos gestos con las mismas angulaciones; la fuerza gana aún un peso mayor para prevenir lesiones por esa repetitividad de ejercicios así como para compensar la musculatura y mejorar la cinética de nuestras cadenas musculares. 

EL TRABAJO DE FUERZA, NECESARIO EN TODOS LOS NIVELES

Tendemos a pensar que el trabajo de fuerza no es tan importante para nuestro deporte y que tan sólo es cosa de profesionales que tienen más tiempo para dedicar al entrenamiento. Pero esto está muy lejano a la realidad, y es que el trabajo de fuerza en el gimnasio es de vital importancia para todos los triatletas, tenga el nivel que tenga cada uno de ellos. Al disponer de más tiempo para entrenar en algunas semanas o épocas del año, el triatleta tiende a usar ese tiempo para aumentar el volumen de sus entrenamientos, error grave si no disponemos detrás de una base en nuestra musculatura que nos permita aguantar esa carga de entrenamiento. 

Con tan sólo un par de horas a la semana de trabajo de fuerza podemos encontrar ya muchos beneficios. Tiende a ser un trabajo más aburrido que el entrenamiento de la natación, el ciclismo o la carrera a pie; pero sin el primero de ellos difícilmente podremos mejorar las tres disciplinas y podremos caer en muchas lesiones.

Ahora que conocemos que el Crossfit puede ayudarnos en nuestro trabajo de fuerza, puede ser una alternativa más que notable a probar y practicar para estos meses de invierno donde aún está lejos el período competitivo.