Muy a tener en cuenta si reaparece en Duatlón. Oier Ariznabarreta, zarpazos de nivel.

La temporada de carreras pedestres y croses sigue su curso. Muchos duatletas y triatletas recurren a estas pruebas para testear el motor antes de que lleguen sus competiciones.

Este fin de semana se ha dejado ver Oier Ariznabarreta, corriendo con su club, el Durango Kirol Taldea en el famoso Cross de Zornozta, que este 2017 cumplía nada más ni nada menos que su 63ª edición.

La prueba constaba de 10.700 metros y con muchos de los mejores especialistas en liza. Oier de nuevo ha dejado ver su grandísimo nivel en la carrera a pie cerrando un TOP 20. Hasta la segunda vuelta se mantuvo en los puestos delanteros acompañando a algunos de los mejores crosistas del mundo como Antonio Abadía o Bezabeh. Cruzó la línea de meta con 35:40 para un total de 10.700 metros, lo que equivale a un ritmo de 3,20 el mil. A poco más de dos minutos de atletas como Jesús España o Fernando Carro.

Sus apariciones en Duatlón han hablado por sí solas, demostrando que es capaz de estar luchando con los mejores pese a su debilidad sobre los pedales comparado con nuestros mejores duatletas.

Ha demostrado un nivel en la carrera a pie del que muy pocos duatletas o triatletas podrían presumir. Una persona muy a tener en cuenta si este año decide irrumpir de nuevo en el Duatlón. Sin ninguna duda, el espectáculo estaría servido.