Maite Gómez renueva su cargo de presidenta de la Federación de Castilla La Mancha

En un proceso que se ha alargado más de lo debido en el tiempo a causa del COVID-19, el proceso burocrático de la Federación manchega de Triatlón finalizó ayer, sin ninguna sorpresa y con los resultados que se esperaban desde que se abrió dicho proceso.

Maite Gómez renueva su cargo como presidenta y se enfrenta así a su tercer ciclo «con el ánimo de seguir luchando por situar el triatlón regional y sus disciplinas derivadas en lo más alto del panorama deportivo nacional, fomentando el crecimiento de las competiciones federadas y sin perder de vista la cantera que proporciona nuestro deporte escolar».

Ha sido la única candidatura presentada por los miembros electos de la Asamblea General para ocupar el cargo más alto de la federación. Entre otros retos, se encuentra el de incrementar la participación femenina en las pruebas, con sus especiales. Asume que se encuentra ante un escenario complicado para conseguir restaurar la normalidad previa a la crisis sanitaria, algo por lo que no ha dejado de trabajar.