Las instituciones siguen tumbando pruebas (por motivos ajenos al COVID)

Estábamos (por desgracia) acostumbrados en el último año y medio a las suspensiones por motivos de la COVID. Parecía haber terminado esa mala pesadilla; y de hecho ha acabado, ya que vuelven a caer pruebas, pero esta vez nada tiene que ver con el virus que puso en jaque a nuestro deporte.

En el 2019, último verano competitivo al 100%, vimos cómo tuvimos varias caídas de última hora a causa de los permisos de las instituciones, especialmente por motivos medioambientales. Parecía algo del pasado y que en la época postCOVID se eliminaría ese motivo que parece ser una forma más o menos amable de no otorgar el permiso para celebrar la prueba, pero de nuevo tenemos otro caso.  En esta ocasión el perjudicado ha sido el Triatlón de Manzanares El Real (Madrid) que se iba a disputar este fin de semana y que el martes ha sido tumbado a través de una llamada a la organización por serle denegado el permiso para realizar el segmento de natación.

Así lo comunicaba la organización en la misma semana de la competición, donde tenían previsto acudir triatletas de todos los rincones del país: «Desgraciadamente no se va a poder celebrar. Nos han denegado los permisos desde medio ambiente, que nos impide poder nadar en el pantano de Santillana. El informe de las causas no lo tenemos, por ahora sólo nos lo han comunicado por teléfono. Son muchos palos los que nos van poniendo por el camino, después de más de un año sin casi eventos deportivos. No nos van a parar. seguiremos trabajando en lo que nos gusta y con lo que disfrutamos».

SI QUIERES ESTAR AL TANTO DE TODAS LAS NOTICIAS Y RECIBIRLAS AL MOMENTO EN TU TELÉFONO MÓVIL… ¡ÚNETE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM