La opinión de Diego Paredes sobre la organización del Challenge Madrid

En todas las pequeña y grandes organizaciones hay fallos, aunque alguno de ellos quizá evitables. Este pasado fin de semana se disputó el “Challenge Madrid”, sin duda una de las pruebas más complicadas, logísticamente hablando, del panorama nacional. Uno de los participantes, el gran Diego Paredes, habla sobre la organización de la prueba. Palabras que invitan a la reflexión y a la mejora de cara a 2018, principalmente, de hechos que son previsibles y que no se pueden permitir, y menos en pruebas de esta envergadura.

“IMO el recorrido del Challenge me parece espectacular y que la logística es muy complicada, dicho esto. Hubo fallos, pero cortar esas carreteras para 400 corredores me parece complicado. Para mí el fallo más grande fue el avituallamiento de Morcuera, situado en bajada, a esa velocidad es imposible coger un bote, a no ser que te pares.

El bocinazo de salida, sin avisar… cosas que se pueden mejorar.

Pero todo lo demás, para mí, es brutal, mejorable… claro!!

Punto y seguido, la anécdota del día: me pasa un corredor a grito pelado en la bajada de Valdemorillo, como me molesta tanto, le «sigo de cerca». Al poco se pone una moto a su lado y yo ya veo la jugada… al ratito me suelta el motorista: «oye, deja distancia» y le digo, qué distancia? me vuelve a repetir «oye, que dejes distancia» le digo que si se creo que soy tonto, que está tirando del corredor, que no es nadie para decirme que guarde distancia (ya que voy legal). Se me pone en plan chulito diciéndome que me va a descalificar y que no me voy a bajar a correr (yo me descojono por dentro, pensando, si, listo, no me voy a bajar a correr, pero no porque me lo digas tú). Le vuelvo a recriminar, le digo que no es juez, que tengo su matrícula y que le voy a denunciar a los jueces, se me pone más chulo aún, diciéndome que va a llamar a la organización, que ha corrido en Kona o no sé que chorradas más, al final se va para adelante, el LISTO (que encima me llama chulo, no sólo haces trampas sino que vas de SOBRADO). El ciclista aminora la marcha, aunque yo espero a que me coja para hablar con el. A falta de pocos kms para llegar me vuelve a coger, pasado Boadilla, le digo «ya no me pasas tan rápido, no??» tb. le digo que su amigo (el de la moto) se ha pasado de listo 8 pueblos, él me pide perdón, acepto sus disculpas y por ese motivo no le digo nada a los jueces, pero…

IMO me parece PATÉTICO la gente que hace trampas, ayer hubo varias MOTOS tirando de corredores, que afectaron al resultado FINAL, no sólo de los RELEVOS. Si yo fuera uno de los corredores del top-10, ya estaría mandando un mail a la organización, quejándome.

A parte, del episodio que vivimos en post-meta, ESPERPÉNTICO.

Que cada uno aguante su vela, pero que pena me da ver estas conductas en nuestro deporte, por no decir otra cosa”.