La negativa evolución de la pandemia pone contra las cuerdas a clubes y competiciones

Imparable el avance de la tercera ola por coronavirus en España. Si la llegada del 2021 parecía un haz de luz para el panorama deportivo, el país se sumerge en una situación parecida a la vivida a finales del verano de 2020. Las regiones se blindan y ordenan confinamientos perimetrales por provincias y la suspensión de cualquier evento deportivo, así como las actividades deportivas habituales.

Ya han sido varios los clubes en suspender todas sus actividades ante dichas restricciones y el miedo al contagio, multiplicado por tres frente a los meses finales del 2020. El último en hacerlo ha sido el «EQTR La Roda» tras pedir Castilla La Mancha la paralización de las actividades deportivas salvo si son 100% esenciales (entendiendo estas las de los deportista profesionales con competiciones cercanas), algo que no ocurrirá en el deporte popular por el momento. Otras CCAA como Galicia o Castilla y León han pedido ya seguir el ejemplo de La Mancha.

También varias federaciones han suspendido ya los eventos más próximos y se prevé que vayan cayendo pruebas al menos hasta bien entrados en el mes de febrero, por el momento. Tiempo de volver a ser responsables y el deporte con la obligación legal y moral de adaptarse a las medidas de cada región para frenar cuanto antes el avance de la COVID-19.

SI QUIERES ESTAR AL TANTO DE TODAS LAS NOTICIAS Y RECIBIRLAS AL MOMENTO EN TU TELÉFONO MÓVIL… ¡ÚNETE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM!

 



 

Israel Sharón González Pavón