La mala suerte del desconfinamiento cebada con el Diablillos de Rivas

Si bien el pasado 6 de mayo se producía el atropello a David Huertas mientras entrenaba en Benidorm, cuatro días la mala suerte (o la imprudencia) se cebaban con su compañero de equipo Sergio Muñoz.

Aunque no se ha hecho público hasta ahora, el pasado 2 de mayo, primer día de deporte en la calle, el triatleta de 19 años Sergio Muñoz fue atropellado en Plasencia por un coche que se dio a la fuga, según informó el propio triatleta a la Agencia EFE. Tras varias semanas entrenando en el rodillo, Muñoz aprovechó la oportunidad de salir a la calle a entrenar para irse a dar un paseo con la bicicleta y volver a respirar aire libre, un coche que circulaba a alta velocidad se lo llevó por delante: «Choqué con la puerta derecha del coche y volé por encima del vehículo y, aunque no me acuerdo de muchos detalles del momento, tengo claro que el vehículo que me atropelló no paró ni su conductor vino a interesarse por mi estado», declaró el propio deportista.

A pesar de lo aparatoso del accidente, Muñoz tan sólo sufre dolores muscular y fisura en una muñeca. Respecto al infractor, ya fue localizado por la Policía Local y se enfrentará a un delito por abandono del lugar de los hechos tras el accidente así com omisión de socorro.

Foto: EFE.