«La era Alex Yee», el niño prodigio.

Un fatídico accidente en la Copa del Mundo de Cagliari 2017 dejó al británico Alex Yee K.O. Un año más tarde volvió y cerró la maldición con un 8º puesto. Su natación no le permitía estar en la lucha por triunfos en grandes pruebas, pero 2018 debió de ser un año duro para él dentro del agua, y un nuevo Alex Yee nació en 2019 para demostrar que se quedaba. Comenzó la temporada venciendo en la Copa del Mundo de Cape Town (Sudáfrica). Un mes más tarde se presentó en Abu Dhabi para disputar su primera WTS, y fue segundo tras Mario Mola, el que tuvo que exprimirse para imponerse ante el rival más duro que podía tener en la carrera a pie. Mario Mola venció el primer pulso.



 

El pasado fin de semana disputó la Serie Mundial de Yokohama, donde realizó una épica remontada al ‘más puro estilo Mario Mola’ y se hizo con la 5ª posición. Fue el único de bajar de 30 minutos en los 10 kilómetros (29:58), corriendo desde atrás, él sólo y sin opciones de vencer. Endosó 23 segundos a Vicent Luis, vencedor de la prueba, que se exprimió al máximo para conseguir el triunfo y esprintó hasta la línea de meta. El joven Alex Yee ha dejado claro que si mejora un poco más su natación y está adelante, cambiarán las carreras como cambiaron cuando llegó Mario Mola; y en bici tendrán que deshacerse de este ganador seguro. Alex Yee, el mundo a sus pies…

Foto: ITU



 

Israel Sharón González Pavón