Ignacio y Cecilia. Cecilia e Ignacio. Gracias por el ejemplo y el legado.

Ignacio y Cecilia. Nacho y Ceci, el mayor de los González, y la hija de Santamaría.

Ignacio es del 96, graduado en criminología, de padre triatleta, y joven promesa desde las categorías más inferiores. Cecilia es la máxima exponente de la generación del 97. Esas niñas de oro que aseguraban un futuro prometedor al Triatlón patrio. Estudiante del grado de diseño gráfico, y residente en la Blume madrileña. Cecilia acumula 9000 seguidores en Instagram, y Nacho unos 2500. No es su fuerte. Tienen experiencia internacional, estudios universitarios, y una magnífica educación.



Dos jóvenes que se han formado día a día, han vencido adversidades en forma de lesiones, han superado el paso de las categorías menores, y se esmeran para convertirse en referentes. Seguramente hoy ya estén entrenando, no habrá grandes posts con fotos a contra luz, ni una lista insuperable de hastaghs. Ellos seguirán su camino, paso a paso, picando piedra, en Málaga o Madrid, a sol y sombra. Luchando por repetir otro hazaña como la del domingo.

Hoy son ellos los que representan esa juventud a la sombra de influencers y mentirosos. Que se alimentan de ilusión a falta de grandes sponsors, que corren Copas de Europa mientras los titulares regionales los copan todas esas cabezas de ratón.

Hay que valorárselo, en nuestras manos está tener más Ignacios y Cecilias. ¡Enhorabuena chicos!