Fernando Alarza y Emilio Aguayo, equipajes perdidos y bici K.O

Continúan los quebraderos de cabeza para los triatletas en sus viajes en avión. Los últimos casos nos llegan en el trayecto a Mallorca para disputar este fin de semana el Challenge Peguera-Mallorca. Primeramente era Fernando Alarza (y su mujer) el perjudicado: 

«Gracias Iberia por dejarnos fuera a mi mujer embarazada de 5 meses y a mí por vender más billetes de los que debería vender. Vergonzoso!» Finalmente y reubicados en otro avión, continuaba la pesadilla… «Después de llegar 8 horas más tarde a mi destino y las múltiples reclamaciones ahora los señores de Iberia (por tratarlos con respeto) pierden mi maleta y mi bici. Sois una vergüenza!», relataba con rabia el triatleta a través de sus redes sociales.
Aquí no acababa la desdicha, Emilio Aguayo era el siguiente. Esta vez el valenciano, viajando con Vueling, sufría la rotura del manillar de su cabra a menos de 24 horas de la competición.