Erik Merino a por el Ventouxman Triathlon

Erik Merino competirá este fin de semana en su segundo triatlón de la temporada, en el Ventouxman. Una prueba de media distancia que se disputará el domingo 20 de septiembre en la zona de la Provenza Francesa.

Constará de 2.000m de natación en el lago de Girard, un circuito de dos vueltas de 1.000m con salida «australiana», esto quiere decir que los triatletas salen un momento del agua después de completar la primera vuelta. A continuación 90 kilómetros de ciclismo con dos partes bien diferentes: los primeros 45 kilómetros son prácticamente llanos (sólo 150m de desnivel) pero a partir de este punto y hasta el kilómetro 90 los triatletas deberán subir el Mont Ventoux (puerto de categoría especial en el Tour de Francia) y acumular un desnivel positivo total de más de 2.300m. Una vez arriba del Ventoux, deberán bajar 5 kilómetros por la otra cara de la montaña hasta la estación de esquí de Mont Serein, donde estará la segunda transición. Por último, 20 kilómetros de carrera a pie divididos en 4 vueltas de 5 kilómetros con 100m de desnivel positivo por vuelta. Un circuito técnico con piedras, raíces y tierra.

El de Muntanyola ganó la edición de 2017 (con récord del circuito) e hizo segundo en el 2018. Desafortunadamente, el año pasado se tuvo que retirar por culpa de un problema de visión en el ojo izquierdo. Sin embargo, podríamos decir que el Ventouxman es una triatlón que se adapta muy bien a las características del Erik.

Al igual que la última prueba, el Vercorsman, el nivel de salida en categoría profesional será altísimo, con los dos últimos ganadores de EmbrunMan y diferentes atletas franceses de alto nivel.

En declaraciones previas a la carrera, Erik nos a dicho: «Tengo muchas ganas de volver al Ventouxman, siempre ha sido un lugar especial y después de la mala suerte del año pasado con la lesión en el ojo, tengo muchas ganas de competir».