ENTREVISTA a Emilio Aguayo: «En mis mejores sueños había pensado un TOP-10 o simplemente entrar en meta satisfecho»

Un triatleta que se caracteriza por su ascendente progresión desde la corta hasta la larga distancia, pasando por la media; con grandes resultados en todas ellas. Un triatleta que eligió una de las pruebas FULL más duras del mundo para debutar, donde había más opciones de que no saliera que de que saliera. Un triatleta que ha demostrado que no es el futuro de la larga distancia, sino que es el presente, y a partir de ahora uno de los triatletas de referencia de nuestro país en la larga distancia.

1- Debut en distancia FULL, en uno de las pruebas más duras del mundo (IM Lanzarote) y con podio. ¿Te lo esperabas?

En mis mejores sueños había pensado en un TOP-10 o simplemente entrar en meta satisfecho con mi rendimiento. Pero entrar en el podio, con el nivel que había, no entraba en mis planes.

2- ¿Cómo era un día normal en la preparación, con Jaime Menéndez de Luarca, para llegar a la cita en buen estado de forma? 

Los dos últimos meses fueron muy metódicos. Había que cuidarse mucho la alimentación, el sueño y entrenar lo que tocaba, eso sí, siempre con la consigna de que “vale la pena 20 entrenos buenos, que 4 muy buenos”; es decir, constancia y no dar el 100% en ningún entreno.



 

3- Hace unos días escribimos un artículo en el que destacábamos la constante progresión que has tenido, pasando por la élite de la corta distancia, de la media y ahora de la larga; sin quemar etapas antes de tiempo. Por lo que has podido ver en Lanzarote, ¿estás de acuerdo con lo que dicen de que se ha perdido el respeto a la distancia?

No sé si se ha perdido el respeto o no. Lo que sí que se es que para poder hacer el Ironman de Lanzarote y terminarlo en condiciones hay que estar muy entrenado y, aun así, por muy entrenado que estés, no te aseguras que te salga la carrera que tienes planeada. Hay que ir con la cabeza preparada para todo.

4- Después de haber estado varios años entrenando y compitiendo en la corta distancia, ¿cuál ha sido el aspecto al que más te ha costado adaptarte de una preparación de larga distancia?

El aspecto más difícil y al que creo que cuesta más acostumbrarse es al tema de la alimentación en carrera. Si se quiere rendir al máximo hay que comer mucho, y eso también hay que entrenarlo. Mi estómago no aguantó en la maratón y por eso no corrí como yo creo que podía haberlo hecho.

5- ¿Volveremos a ver a Emilio Aguayo disputando pruebas de corta distancia, cómo algún Campeonato de España o alguna prueba internacional?

Pruebas internacionales de corta lo dudo mucho. Algún campeonato de España seguro que correré algún año, aunque para este 2019 no entra en mis planes.



 

6- ¿Cuáles son tus siguientes objetivos a medio, corto y largo plazo? ¿Ya ronda por tu mente el Mundial de Hawaii?

A corto plazo, para esta segunda parte de la temporada tengo pensado correr olímpicos y halfs en España. Pruebas que siempre he querido correr y que me motivan. A medio plazo, para 2020 estoy pensando que Ironman preparar. Ya pensando en coger más experiencia y, por qué no, en un futuro buscar la clasificación para el Mundial de Kona.

7- Agradecimientos…

Quiero agradecer a mi familia, a mi novia (Nat), a mi entrenador (Luarca) y a mis compañeros de entreno (Seb, Sancho, Joan, Pepete) que están ahí día a día soportándome y aguantando mis locuras. Además a mis patrocinadores que si no fuera por ellos no podría rendir al máximo nivel (Avant Moncada, CDM, Hoka One One, Club La Santa) y a los colaboradores (Orca, Viator, HED Wheels, Pad Thai Wok, Viator, Deporbrands, Tutriatlón, Ypsilon Sport Clinic y Nutralab).

Foto: Kiara Curbelo