El Defensor del Pueblo Andaluz abre una investigación al Triatlón de Posadas

Según informa el medio local ‘Cordopolis’, el Defensor del Pueblo andaluz ha abierto una investigación al Triatlón de Posadas, que este 2018 albergó el Campeonato andaluz de distancia sprint y media distancia, celebrado el pasado 22 de septiembre. El motivo se debe a “las condiciones extremas de temperatura” en que se celebró la prueba, con una temperatura de 40º y un gran numero de menores que tuvieron que ser atendidos. “Daba pena ver la cantidad de participantes tirados en las cunetas con golpes de calor y no poder hacer nada. Se escuchaban continuamente las sirenas de las ambulancias que iban de un lado para otro…”, son algunas de las declaraciones de deportistas que participaron y que se quejaron ante dicha figura pública.

Se denuncia que “se obligó a los menores a competir a temperaturas cercanas a los 40 grados, donde muchos tuvieron vómitos, fuertes deshidrataciones y golpes de calor, produciéndose numerosas asistencias de los servicios sanitarios presentes en la prueba. Dichas complicaciones y asistencias sanitarias, lógicamente no afectaron tan sólo a los menores sino a muchos otros participantes en la prueba”.

Con el motivo principal de la denuncia nos surgen varias duda: ¿Se obligó? ¿Quién obliga a un menor a participar?¿La culpa es de la organización o de los padres por dejar participar a sus hijos/as con esas temperaturas extremas? Para nosotros la culpa es de los segundos, ya que descartamos que la organización ‘pusiera una pistola en la cabeza’ a los menores para participar. Ya ni hablar del caso de los deportistas mayores de edad, con sus quejas sin ningún fundamento. Pueden renunciar a participar. Y participan, sabiendo que cuando realizan una inscripción a una prueba deportiva es bajo su responsabilidad y confirmando que se encuentran en perfecto estado físico para ello…