El Challenge Davos se suspende a mitad de carrera

La mala suerte sigue presente en 2020. Tras un esfuerzo enrome por sacar adelante la prueba y, cuando por fin parecía que arrancaba el Triatlón MD/LD internacional, otro golpe de «mala suerte» golpea al Triatlón.

En mitad de la prueba de Challenge Davos, donde se encontraba participando nuestro PRO Albert Moreno y otros de primera talla mundial como Sebastian Kienle, la prueba ha tenido que cancelarse. Todo ha sido debido a las malas condiciones climatológicas, donde unas fortísimas lluvias torrenciales se convirtieron en tormenta; llegando en este punto a tener que suspenderse por «no poder garantizar la seguridad de los participantes».

Esto sucedió cuando los PROs masculinos rodaban sobre la bicicleta mientras las PROs femeninas salían del agua y mientras ni siquiera los grupos de edad habían tomado la salida. Pese a ser un palo gordísimo para todos los triatletas allí presentes, el clima negativo se convirtió en señas de agradecimiento y la organización recibió un largo y fuerte aplauso de todos los participantes: «No hace falta decir que esto significa mucho para nosotros. Y para ser honesto: es algo que el equipo de CHALLENGE DAVOS realmente se merecía. Han hecho todo lo posible para hacer una gran carrera y han hecho un gran trabajo. Es maravilloso ver a los atletas reconocer y recompensar eso con un gesto tan hermoso, a pesar de esta gran decepción para ellos también. Desafortunadamente, nadie controla el clima y esta fue la única decisión correcta a tomar», explicaba tras lo sucedido Jort Vlam, director ejecutivo de CHALLENGE FAMILY