Dopaje con 17 años y ayuda de su entrenador y familia. Cae una de las mayores promesas mundiales

Hace unos días saltaba una noticia en un periódico danés que ponía en dudas la calidad de la joven Bendix Madsen, una de las triatletas más prometedoras del mundo; con un triunfo hace un año y medio en los Juegos Olímpicos de la Juventud celebrados en Buenos Aires.

Ahora este caso ha sido ratificado y cada uno de ellos han aceptado su parte de culpabilidad, habiendo admitido quebrantar las normas antidopaje (inyecciones intravenosas superiores a los 100 mililitros). La triatleta, con ayuda de su entrenador, superó esta cantidad y admitió inyectarse 500 mililitros de acetato de Ringer; una sustancia que no está penado en cantidades bajas, pero si tal y como lo hizo la triatleta danesa.

«El líquido y el dispositivo de infusión fueron entregados al responsable de Triatlón Dinamarca, Michael Krüger, y a través de familiares cercanos a Sif Bendix Madsen», dice el comunicado de prensa del DIF.

La sentencia dictaminó una pena de cuatro años aunque, al haberse realizado cuando era menor de edad, la quita aprte de culpabilidad y solo cumplirá 1 año. Sif Bendix Madsen y Michael Krüger han sido suspendidos desde el 28 de junio de 2019.

Foto: Cecilie Back / Ritzau Scanpix