Donativos para sacar de la calle a Joaquín Carmona «Jokin»

Hoy hemos conocido una noticia surrealista y muy triste en la que queremos aportar nuestro granito de arena a difundir esta historia para darla a conocer y que se pueda dar un giro de 180º a la situación. Hace unos días se daba la voz de alarma sobre un largo periodo de inactividad de una de las cuentas más importantes y queridas del atletismo español y mundial: la de Joaquín Carmona, más conocida como @jokin4318. Una forma diferente de contar historias a través de los datos. La única que, según todos los aficionados, jamás se ha confundido en una letra o un número (con lo sumamente fácil que es meter la pata en informaciones sobre un deporte como el atletismo).

El misterio de inactividad de Joaquín Carmona lo resolvía el medio Sport a través de su sección «La Bolsa del Corredor», donde Alfredo Varona ha sido el periodista encargado de despejar la incógnita y comunicar esta historia tan peculiar. «Jokin» es un indigente que vive en la calle y todos sus tweets publicados han sido a través de un viejo portátil que adquirió hace muchos años y gracias al wifi de una biblioteca municipal. Ese es el motivo de su inactividad, el tener las bibliotecas cerradas y no tener un lugar donde conectarse a internet o cargar la batería de su ordenador portátil.

En cuanto se ha conocido la historia el atletismo español se ha unido y pronto se ha puesto en marcha una campaña de ayuda económica para ayudar a «Jokin» a escapar de la calle y darle la oportunidad de seguir haciendo lo que mejor sabe hacer: comunicar como no comunica nadie.

Desde su «deporte vecino», el Triatlón, nos sumamos a la causa y compartimos el enlace donde se pueden realizar las donaciones. En sus primeras 6 horas ya se ha recaudado más de 2.200€ del total de 20.000€ que se ha puesto como objetivo. No obstante, cualquier oferta de trabajo en la que pudiera encajar este genio de la información, será más que bien recibida.

DONACIONES HACIENDO CLIC AQUÍ.

La historia completa de Joaquín Carmona haciendo clic aquí.

Israel Sharón González Pavón