Curioso formato el del Triatlón de Valladolid para cumplir la normativa COVID-19

Parece que empieza a verse la luz al final del túnel. Almazán (Soria) dará el pistoletazo de salida al Triatlón de la «nueva normalidad» el último fin de semana de julio con la disputa de los Campeonatos de España de Duatlón y Triatlón Cross. Será la «prueba piloto» que marca el devenir del resto de pruebas del calendario español 2020 y ver en qué medida son efectivas las normativas sobre salud y seguridad en el deporte frente al COVID-19.

Tan sólo una semana después del arranque anteriormente comentado se disputará la XXIII edición del Triatlón «Ciudad de Valladolid». Posiblemente el más importante de la región en una prueba sobre distancia sprint en pleno centro de la ciudad, con buenos premios económicos y con un palmarés en el que destacan nombres como Fernando Alarza, Ana Burgos, Sara Pérez, Camila Alonso, Luismi Sánchez Rosado o la joven local Esther Gómez ; y que un año más es el Campeonato regional de la modalidad. De esta competición destacan las medidas tomadas por la Federación de Triatlón de Castilla y León para disputar la misma en un entorno libre de COVID y del cual no puedan nacer nuevos brotes:



 

  • Salida «ROLLING START» con 6 deportistas cada 10 segundos saliendo desde la arena de su «playa».
  • En la natación prohibido ir a pies.
  • En la bicicleta drafting no permitido.
  • En la carrera a pie prohibido ir más cerca de otro participante de 4 metros, adelantando con una distancia mínima de 1 metro y en el menor tiempo posible.

Estos son las características más curiosas sobre el formato de la prueba. Aparte de estas, numerosas normas más pre, durante y post prueba para completar un total de 47 páginas que los triatletas que quieran participar deben leer y aceptar. Puedes leer el documento completo haciendo clic aquí.

 



 

Israel Sharón González Pavón