Charla con Carlos Prieto, «el cerebro» de uno de los mejores triatletas de la historia

En el «IV Directo Especial con Be Your Best» hemos tenido la oportunidad de tener en directo a grandes personas dentro del Triatlón como Genis Grau y Judith Corachán; Tomás del Olmo (jefe de desarrollo de producto de Orca) o Silvia de Uña (psicóloga deportiva). Entre tanto ‘crack’ también hemos tenido el grandísimo de poder tener detrás de la pantalla a Carlos David Prieto, entrenador de Javier Gómez Noya y muchos otros ‘cracks’ como Tamara Gómez o Pablo Dapena.

En esta charla con Prieto se ha hecho un repaso de su pasado, presente y futuro; y de cómo le ha cambiado la vida el comenzar allá por 2012 a trabajar con uno de los mejores triatletas de la historia (sino el mejor). Hacemos un repaso de varias de sus declaraciones sobre los diferentes temas que hemos tratado…

CARLOS PRIETO ANTE DE SU PASO POR LA VIDA DE JAVIER GÓMEZ NOYA

«Estuve 7 u 8 años dando clases en secundario y ciclos formativos en Cáceres y Plasencia; y en 2012 volví a Galicia y justo después de los Juegos Olímpicos de Londres, Javi me llamó y me dijo que quería que empezara a trabajar con él». Este encuentro surgió sin que Prieto contara con una amplia experiencia en entrenamientos, pero con la confianza de Gómez Noya que ya era más que suficiente: «Llevo 27 años vinculado al Triatlón y siempre he tenido colegas con los que experimentar pero nunca a deportistas de alto rendimiento».

«Fueron años duros, apasionantes y de aprendizaje al alto nivel. Alguien confía en ti y no tienes periodo de adaptación, es algo que crea un alto nivel de estrés y cuentas con mucha responsabilidad; y más con alguien que viene de ser medalla de plata. Como mínimo hay que mantener su nivel y seguir consiguiendo resultados».

2016, UN GOLPE DE MALA SUERTE QUE CAMBIÓ TODO

A falta de escasas semanas para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, con todas las miradas puestas sobre Javier Gómez Noya para luchar por la medalla de oro, sufre una «caída tonta» acabando un entrenamiento de bici que le obliga a renunciar a su sueño olímpico… «Tuvimos que aceptarlo lo más rápido posible. Era algo que no tenía solución, por lo que había que aceptarlo y ponerse de nuevo en el camino de salida lo más rápido posible. No vale de nada quejarse y lamentarse porque así no se iba a arreglar nada».

Alejarse del entorno para volver… «Era el momento de alejarse del lugar y de las personas con las que se encontraba entrenando y olvidarse un tiempo de que era triatleta. Hacer rápido las maletas e irse de vacaciones lo más lejos posible».

PASAR DE OLÍMPICA A IRONMAN Y VICEVERSA. ¿QUÉ CUESTA MÁS?

«En el caso de Javi hicimos un ‘planning’ para Hawaii un poco arriesgado sabiendo que el objetivo era coger experiencia, aunque Javi siempre sale a ganar. Tantos años de competición en Series Mundiales desgasta mucho. En IRONMAN fuimos a probar con un par de bloques de entrenamiento, con el primero de ellos trabajando el no olvidar ese ritmo de la distancia olímpica ya que sabíamos que casi seguro habría que volver a competir a la corta distancia. En el caso de Javi nos costó más el preparar larga distancia que luego el volver a la corta, ya que era aquí donde llevaba muchos años al más alto nivel».

La primera intentona en Kona…«A Hawaii llegó muy bien pero por diferentes circunstancias no salió la carrera que él podía hacer pero estaba sobradamente capacitado para hacer podio».

¿Kona 2020? «El año pasado arriesgamos un poco para conseguir la clasificación para Kona a finales de temporada y ahora por las circunstancias en las que estamos ahora sería una opción ya que el circuito de Series Mundiales está muy complicado. Pero también hay que analizar el gran desgaste que produce la preparación de un IRONMAN (aunque el propio Javi reconoce que es más duro preparar pruebas cortas) ya que no hay muchos meses de sobra hasta que sean los JJOO de Tokyo 2021. Nos decantamos más por la posibilidad de correr el Mundial de IM 70.3 que es en el mes de noviembre y ya a partir de ahí hacer un descanso y hacer un bloque de aproximación a  los Juegos».

 



 

Israel Sharón González Pavón