Cazadas dopadas dos triatletas PRO tras el consumo de Ostarine

Según anunciaba ayer el medio de información estadounidense “Triathlete”, las PROS Bet Gerdes y Lauren Barnett confiesan y aceptan las violaciones al sistema antidopaje durante 2016.

Gerdes, ganadora, entre otras pruebas, del Ironman de Suiza 2015, así como del Ironman de Australia de 2016, da positivo tras el consumo de “Ostarine”. Tras declarar que esa sustancia no entró en su cuerpo de forma ilegal, se sometió a la prueba del polígrafo y, aun así, acarrea una suspensión de 2 años. Se expresaba a través de un post llamado “La mayor decepción de mi vida”, donde, de una manera u otra, acepta los hechos: «Al final, en algún nivel, tengo que asumir la responsabilidad porque es mi cuerpo y por las reglas, yo soy responsable de lo que sucede en ella».

Por otra parte, Lauren Barnett, da positivo por la misma sustancia, “Ostarine”. Todo parece apuntar a que dio positivo en el Ironman 70.3 de Racine, acarreando una suspensión de 6 meses que expira en el día de hoy. Su abogado apuntó a una botella de agua contaminada duran la prueba, y por ello se ha reducido su condena: «Al mirar el lado positivo de lo que ha sido la prueba más difícil y emocional que he estado a través, estoy feliz de que, en cooperación con el WTC, hemos sido capaces de establecer la prueba científica convincente de contaminación suplemento,»dijo Barnett en parte de su declaración.