Cambios importantes en la normativa ITU. Se aprueban los frenos de disco.

La cúpula directiva del Triatlón mundial ha estado reunida en Edmonton (Canadá) preparando el reglamento de competición de cara al año 2018. Bajo la premisa de realizar cambios con el fin de practicar deporte de una forma más segura y justa se han realizado varios cambios.

El cambio más significativo y que más polémica ha creado en los últimos tiempos: los frenos de disco. A partir de 2018 estarán permitidos en competición. Si bien está norma ya estaba aceptada en franquicias como Ironman, ahora en cualquier prueba podrán usarse por el participante. Los defensores de los frenos de discos por su seguridad y los detractores por su peligrosidad, volverán a tener debate.

Otras de las nuevas reglas adoptadas son:

– La total prohibición de dispositivos electrónicos (teléfonos, radios, cámaras, etc) para garantizar la máxima seguridad del triatleta.

– El Paratriatlón pasará a tener 9 categorías.

– Ningún participante puede ayudar a otro en competición. En el caso de hacerlo, ambos serán descalificados. Todo apunta a que esta norma es impuesta tras la mítica prueba en Cozumel de los “Brownlee Brothers”.

– En categorías Junior, Sub23, élite y Paratriatlón existirá una evaluación anual previa a la competición.

– Si el triatleta decide usar do gorros en el sector de natación, el segundo gorro deberá de ser el otorgado por la organización, mientras que el primero no podrá contener logos ni marcas.

– Las Copas del Mundo no contarán para el Ranking ITU.