Alexander Vinokúrov refugiado en lo más profundo (y más alto) del Triatlón

Entre los favoritos que se posicionaban a vencer la categoría general de grupos de edad se encontraba Alexander Vinokúrov. El que fuera campeón de la vuelta España 2006 y campeón olímpico de ruta en Londres 2012, dejó el ciclismo, siempre perseguido por ‘los fantasmas’ que le acompañaban a cada lugar que iba; tras el positivo en el Tour de Francia 2007 por autotransfusión de sangre, por la que estuvo dos años suspendido.

Una vez retirado del ciclismo profesional y tras unos años de descanso deportivo se refugió en el Triatlón, como muchos deportistas que se retiran de sus deportes (y como muchos de los que salen ‘finiquitados’ por macharlo con dopaje). Vinokúrov entró directo a la media y larga distancia, para aprovechar su condición de ex ciclista, algo que le ha valido para conseguir varios títulos en su grupo de edad. 



 

El pasado mes de septiembre se proclamó campeón del mundo de Ironman 70.3 en su grupo de edad 45-49, gracias a un registro ciclista de 2h24min (exactamente el mismo que realizó Javier Gómez Noya). Este fin de semana, ha hecho lo propio en el Mundial Ironman, donde se ha llevado también el triunfo de su grupo de edad y ha sido 6º de todos los grupos de edad con un registro de 8 horas, 48 minutos y 24 segundos. Sobre las dos ruedas, un registro de 4h21min para completar los 180 kilómetros de ciclismo; un tiempo similar al de varios triatletas del TOP-10 PRO y 5 minutos más lentos que triatletas de la talla de Frodeno, Brownlee o Kienle.

Foto: Instagram Vinokúrov