2020, el año del Triatlón con las espantadas de PROs al ciclismo

2020, un año «negro» para el Triatlón en muchos sentidos. Sequía total de competiciones a lo que se ha sumado que varios de los mejores de nuestro país en diferentes categorías abandonen el trideporte para pasarse a las dos ruedas.

LA CUARENTENA HA HECHO ESTRAGOS

La falta de competiciones, de motivación y el estar «obligado» a echar muchas horas de bici ha hecho ver a muchos un talento «oculto» o no tan visible como si siguiera la normalidad. De no haber tenido ningún caso en los últimos años, a tener ahora cuatro casos conocidos de deportistas de nivel que aparcan el Triatlón para buscar un futuro profesional. Desde este verano, cuatro casos:

– Ander Okamika: quien ha realizado un 2020 sobrehumano con triunfos en Cptos de España élite ganándose un hueco en el equipo de ciclismo profesional «Burgos-BH Team» de cara al 2021. Fue el primero en dar este paso, y quizá ha podido abrir algo de camino y esperanzas al resto. Venía de ser campeón de España de Trialtón MD y de ser uno de los grandes dominadores nacionales, por lo que motivación tampoco faltaría para seguir.

– Javier Romo: otro que ha dado varios espectáculos sobre las dos ruedas a nivel élite y sub-23 nacional para ganarse la confianza de un equipo de renombre como es el «Astana PRO Team», con el que ha firmado hasta 2023.

– Romaric Forqués: el último caso que hemos conocido esta semana. El campeón de Europa júnior de duatlón, junto con otros destacables resultados internacionales en Triatlón, «cuelga» por el momento las gafas y las zapatillas de correr para enrolarse a las filas del «Electro Hiper Europa- Ristrasol».

– Nacho Gálvez: quien hace unas semanas comunicaba también su salida del Triatlón (casualmente después de estar en su mejor versión y conseguir resultados destacados), dedicándose este año al ciclismo de competición.

¿LOS MOTIVOS?

Como ya sabemos y hay que aceptar, a nivel profesional el Triatlón es un deporte «en pañales». Sin una estructura profesional como podemos ver en el ciclismo, si no se llega a nivel TOP mundial es un deporte con el que muy difícilmente vas a ganarte la vida (o sobrevivir) de la manera que tendría que hacerlo de verdad un deportista profesional. No nos engañemos: si hay que compaginar el triatlón de élite con trabajar a media jornada o con ser entrenador  de tu club para poder tener ingresos, eso no es ser profesional. Con todo el respeto y la admiración a las decenas de españoles/as que se ganan así la vida y nos dan alegrías cada año. Sobre esto nos hablaba en una entrevista en cuarentena Pablo García, coordinador del «Alusigma Peñota Dental Triatlón», quien viene de ser director de ciclismo y sabe lo que hay. Recomendable ver y pensar.

¿SOLUCIONES?

El tiempo dirá…