David Castro, metrópolis por un sueño