Gustavo Rodríguez y Judith Corachán arrasan y se llevan la txapela en el Half Bilbao Triathlon

            La catalana Judith Corachán y el gallego Gustavo Rodríguez se han proclamado este sábado ganadores de la VII edición de la prueba de distancia ‘Half’ del Bilbao Triathlon, que se ha disputado en un ambiente bullicioso y soleado, fijando su record de participación de 1.200 triatletas.

            En el aspecto deportivo, lo más destacado de la prueba organizada por Innevento ha sido el triunfo de Gustavo Rodríguez por cuarta vez consecutiva en la meta del Arenal, ampliando el récord de triunfos en la prueba bilbaína que ya tenía en su poder. El de Tui ha estrenado de manera brillante su título de campeón de España de la Media Distancia logrado la semana pasada y ha hecho valer su fortaleza en el sector de la bicicleta, por delante del nuevo campeón de Euskadi, el eibartarra Pello Osoro, y del catalán Eric Merino, segundo y tercero respectivamente.

            El primero en salir del agua ha sido Guillem Rojas, aventajando en poco más de dos minutos a un grupo liderado por Horseau, Rodríguez, Okamika, con Osoro y Merino algo más retrasados. Sin embargo, en la bici, Rodríguez ha tomado las riendas en las dos pasadas al Alto del Vivero para llegar a la segunda transición con más de siete minutos de ventaja sobre Merino, Okamika y Horseau, ocho sobre Zalakain, nueve con respecto a Osoro, y más de diez con Elgezabal, Sketako y Carnevali, con Passuello fuera de carrera por avería.

            El tramo a pie fue un monologo del campeón de España, que distanció a todos su rivales menos a Osoro. El guipuzcoano marcó el mejor tiempo en los 21 kilómetros a pie para certificar su remontada en los kilómetros finales que le han otorgado su primer podio en Bilbao y el campeonato autonómico.

            “Me siento muy afortunado y muy feliz por ganar aquí porque es una carrera que preparo con mucho cariño y creo que va un poco pararela a mi crecimiento como triatleta. Ganar cualquier carrera en cuatro años consecutivos es muy complicado porque juega un papel importante la suerte, para no tener percances ni lesiones, al margen de llegar bien preparado. He tenido un poco más de margen que otros años y he podido disfrutar del triunfo pero cada uno de los cuatro años tiene su magia y su historia. Este va dedicado a mi hija Noa”,explica Gustavo Rodríguez tras vencer la prueba.

            En categoría femenina Judith Corachán se ha llevado su primera txapela en Bilbao tras ser segunda los años precedentes, poniendo la guinda a sus participaciones en la capital vizcaína, tras aventajar en meta a la suiza Emma Bilham y a la británica Nikki Bartlett.

            La primera en abandonar la Ría ha sido la británica Hannah Drewett, con Corachán y Bilham a más de minuto y medio. El segundo paso por el Vivero ha sido clave para que deportista de Sant Boi de Llobregat cogiera la cabeza de carrera y no la soltara hasta la meta del Arenal. La catalana forzó para sacar distancia a Bilham, ganadora esta temporada de las pruebas de Barcelona, Cannes y Aix en Provence, a la que ha aventado en cuatro minutos y medio.

            A partir de ahí ha sabido administrar su ventaja para inscribir su nombres en el palmarés de la prueba, sucediendo así a Gurutze Frades y Asas Lunsdström, y firmando un sensacional inico de temporada tras su segunda plaza en el Challenge de Rímini.

            “Me decía a mi misma que a la tercera tenía que ser la vencida y que la victoria tenía que ser mía. He sufrido y estoy muy contenta por ganar en Bilbao y por llevarme la txapela, aunque si  hubiera quedado segunda también lo hubiera celebrado porque había rivales de mucho nivel. Lo que siento al correr aquí es indescriptible y hace que me emocione en carrera”,explica la ganadora.